martes, agosto 15

La verdad que esconde el gobierno sobre los vigilantes y sus derechos

Los trabajadores de Eulen están dispuestos a mantener una huelga indefinida de los servicios de seguridad en el aeropuerto de El Prat hasta que se acepten sus reivindicaciones, y llevarán a los tribunales el laudo obligatorio que prepara el Gobierno para poner fin al conflicto laboral. Esto es lo que piden los trabajadores y lo que les ofrece la empresa:

Cuestiones salariales

Existen diferencias salariales entre los trabajadores más antiguos y los de más reciente incorporación. El sueldo oscila entre 900 y 1.100 euros para la mayoría. Uno de los motivos es el plus por escáner, que algunos de los trabajadores antiguos conservan parcialmente, pero que fue eliminado para los nuevos. En concreto, los trabajadores más antiguos cobran unos pluses por puesto que suman 0.92 céntimos la hora, hasta unos 90 euros al mes, más el plus de escáner a media jornada, que supone otros 90 euros al mes. Este último asunto, que sólo se cobre a media jornada el plus de escáner, está pendiente de resolución judicial (en los aeropuertos de Madrid y Málaga se cobra completo por sentencia).

Los trabajadores piden un aumento de hasta 350 euros que sirva para mejorar las condiciones de los nuevos trabajadores, pero que también suponga un avance salarial para los más antiguos. Para ello pretenden recuperar el 100% de los complementos perdidos con la subrogación de Prosegur a Eulen. En 2016 fue esta segunda empresa la que se quedó con el contrato de seguridad, con una oferta a Aena de 23,1 millones de euros por dos años.

La propuesta de la empresa, tras la mediación de la Generalitat, fue de una subida de hasta 200 euros en complementos salariales para los sueldos más bajos. Pero esto sólo implicaría una incremento salarial de 90 euros para los más antiguos, ya que quedaría absorbido el plus de escáner que reciben en la actualidad. Según los trabajadores, además de insuficiente esta propuesta fue demasiado genérica.

Organización del trabajo

Respecto a la organización trabajo, los sindicatos denuncian que la falta de personal ha dejado a los vigilantes sin relevos por bajas o periodos vacacionales. En total la plantilla se compone de unos 350 empleados.

La situación se ve agravada en temporada alta, cuando el aeropuerto pone a funcionar a máximo rendimiento la veintena de arcos de seguridad de los que dispone. Cuando eso ocurre, los trabajadores aseguran que las jornadas son ininterrumpidas, sin un momento para descansar, ir al baño o descansar la vista del escáner, y en un estado de alerta que genera estrés.

Los trabajadores reclaman la contratación de un centenar de personas para paliar la falta de personal y poder tener sustituciones.

En la última reunión, la empresa aceptó aumentar el número de trabajadores por filtro durante la temporada alta, de 4 a 5, y relevos que permitan a los trabajadores parar para ir al baño o descansar. Para ello, aceptaron aumentar la plantilla en 25 efectivos.

Los trabajadores pretenden asimismo que el 50% de la plantilla sean mujeres (en la actualidad son un tercio de la plantilla aproximadamente) ya que sólo ellas pueden encargarse de el control físico de las pasajeras, y en ocasiones la misma trabajadora tiene que estar pendiente de hasta tres entradas distintas. Además, si una empleada de seguridad de Eulen está atendiendo un escáner y no hay otra compañera en ese mismo puesto, se ve obligada a abandonar el escáner en caso de tener que cachear a una pasajera.

Carta Lola Márquez

Lola Márquez:

Para los q No entiendan nuestro derecho a huelga me levanto a las 2:45 cobrando 1000€ en una Barcelona carísima y trabajando en un sitio q m cobran Parking por aparcar pero eso no es nada duro comparado con lo q viene.

Cuando con la crisis nos fueron quitando el plus de productividad y el plus de Aena que ahora pedimos entre otros derechos expropiados, y encima sin carácter retroactivo, lo entendimos y no dijimos ni media. Hemos estado más de 5 años sin pedirlo porque aun y así no existían los problemas que hoy sufrimos los vigilantes del Prat desde Julio del año pasado que se fue Prosegur y entró Eulen con una licitación a la baja.

Nos tuvieron hasta casi Diciembre en manga corta congelados sin ropa de invierno y sin poder abrigarnos con prendas nuestras al ver que otros compañeros ya lo hicieron y fueron expulsados sin derecho a nada.

Eulen poco a poco empezó a recortar el personal para subsanar el error presupuestario que cometió en esta licitación pero se les fue de las manos y empezaron haber faltas de relevos para aseos hasta el punto de ver a una compañera manchando por menstruación sin poder abandonar el puesto.

Hace unas semanas estuvimos desde las 5 hasta las 11:30 sin relevos. Lo pedimos porque mi compañero se orinaba mucho y tanto tardaron en venir que se le escapó el pis encima. Al faltar vigilantes, y no solo en relevos si no también en filtros, nos obliga a aumentar el ritmo y realizar atajos en la operativa para q no se creen colas y creanme que aunque la seguridad del 100% no existe, la velocidad no es compatible con la seguridad y todo ello con controles de calidad de la Unión Europea, del Gobierno y de la empresa metiéndonos bombas de mentira a ver si las detectamos.

Si por culpa de las prisas por una mala gestión empresarial se no colase una bomba y matase a un familiar vuestro ¿A que no les gustaría? No impedimos las salidas y entendemos vuestro derecho a la libre circulación. Les ayudamos en lo que podemos pero entiendan ustedes nuestro derecho a huelga. Una huelga q solo va a dejar de funcionar un 10% del servicio.

Cuando reforzaron la guardia civil en el Prat no fue para garantizar vuestro derecho a la libre circulación. Fue para instigarnos y multarnos para que llevemos un alto ritmo. Lo que indica que tanto Eulen y Aena como De la Serna no les importa nada vuestra seguridad. Lo único que les importa es seguir disfrutando tranquilamente con el dinero de los demás. Quien les fastidia las vacaciones no somos los trabajadores, si no los políticos y mafiosos del monopolio aéreo. Nosotros únicamente aplicamos el 100% del control de seguridad y llevamos el mismo ritmo que antes cuando estábamos la plantilla al completo, antes que entrara esta empresa tan avariciosa y tan incompetente para este servicio llamada Eulen.

Vergonzoso lo q Aena y Eulen han hecho con la seguridad de un aeropuerto internacional. Y vergonzoso cómo ha  actuado el gobierno. Un gobierno competente lo hubiera solucionado rescindiendo el contrato y sacando la licitación en una subasta al alza a partir de un mínimo garantizado calculado según vigilante y hora ingresando la cuota superada sobre ese mínimo la empresa adjudicataria a la concesionaria. Pero el gobierno prefiere cubrir sus intereses aunque tengan que gastarse el doble de lo que nos robaron reforzando las fuerzas y cuerpos y con el dinero de los demás .

Así que entiendo vuestras molestias o preocupaciones y no pretendo convencerlos de nada. Solo informarles. No obstante mis compañeras y yo les deseamos las menos molestias posibles y que tengan un feliz viaje. Y a todos.

Diario ES - SATTRA | Carta Lola Márquez | Imagen Wikimedia